Ayuntamiento de Ortigueira

Logotipo Concello de Ortigueira

La fortaleza de Santa Marta

A finales del siglo XV la fortaleza de Santa Marta –hasta entonces propiedad de la nobleza- pasa a manos de la villa y condado. Esta fortificación pasó por varias etapas. Así, en el siglo XVI fue empleada como residencia del gobernador y como cárcel. El licenciado Molina hace referencia a ella como una de las más famosas de Galicia. En la relación que tenía en el siglo XVIII sobre las defensas del condado de Santa Marta menciona que ésta tenía capacidad para acoger 800 hombres de armas.

La fortificación estaba circundada por una muralla de mucho espesor con troneras para colocar las ballestas. En la cara NO estaban la puerta principal y la torre, que le dio nombre al lugar. Posteriormente se construyó en este emplazamiento un molino de viento, dominando la entrada de la Villa y cubriendo toda la Ría con la vista.

El Campo da Torre es el nombre con el que se conoce actualmente este lugar. Está elevado unos 16 metros sobre el nivel del foso, que tiene un diámetro aproximado de 100 metros.

Hoy en día se conserva otra muralla exterior, seguramente la castreña. En el siglo XVIII se bajaron parte de las piedras de cantería y de los esquinales para edificar un nuevo convento. Otras partes de la fortaleza fueron a parar al edificio de la cárcel y a la tahona, ocupándose los vecinos del resto.

Tras este expolio no quedó nada más que los restos de las almenas, que fueron vistos por última vez en el siglo XIX. Posiblemente, se emplearon en la construcción del molino de viento que se levantó en 1888, costeado por los nuevos dueños del lugar.



© CONCELLO DE ORTIGUEIRA