Ayuntamiento de Ortigueira

Logotipo Concello de Ortigueira

El proceso de cristianización

Ya a mediados del siglo VI, el conocido como San Martín de Braga comienza desde Portugal lo que será la evangelización católica y posterior conversión de los suevos, visigodos y nobleza galaica.

Entre los siglos VIII y IX se emprendió una labor de repoblación, atribuída a los monarcas astures a partir de Alfonso II El Casto. Éstos, secundados por numerosos nobles –laicos o eclesiásticos- asumieron la tarea de fundar iglesias y poblar sus dominios. Se trata de las tierras que figuran en la documentación de la época como ermas, junto a alguna villa rural.

En la villa de Ortigueira ha quedado un topónimo, O Ermo, en recuerdo de esta época. Al nome se le añadió un patrón, San Xiao, y la tierra pasó a estar santificada por ser una parroquia del medio rural. Lo mismo ocurrió con las demás aldeas, casales y villas que las forman y el santo o santos que les daban protección cristiana.

Los estudiosos de esta época llegaron a la conclusión de que los antepasados de Gutier Menéndez e Ilduara Romariguiz –padres de San Rosendo y de Rodrigo Froilaz, así como de otros hijos- fueron los propietarios de las tierras de Ortigueira.

Tanto Ilduara como Gutier –que vivieron y murieron en el siglo X- recibieron en herencia, entre otras, la tierra de Ortigueira. Éstas les fueron transmitidas a sus descendientes en la cabeza de su hijo Froila, tronco de la casa de Traba y de otras muchas. Ortigueira estaba incluída en el condado de Montenegro, que fue transmitido por sus dueños de generación en generación.

Parece que el significado del topónimo Ortigueira –con respecto a su origen latino- identifica un lugar abundante en ortigas. Este nombre aparece por primera vez a comienzos del siglo X, en la documentación medieval. Los escritos mencionan un territorio amplio en la división eclesiástica de Arros.

En esta época comenzó el esplendor de los descendientes de los condes Gutier e Ilduara. Éstos, que llevaban apellidos como Menéndez, Suárez o Froilaz, representaban el nuevo y ambicioso poder de la casa de Traba en las tierras de Ortigueira.



© CONCELLO DE ORTIGUEIRA